En un mundo laboral que continúa enfrentando desafíos para mejorar la equidad de género, se vuelve muy importante el hecho de crear oportunidades equitativas para todas las personas, y las mujeres deben ser una parte integral de esta visión. A través de programas de desarrollo profesional, capacitación continua y políticas inclusivas, hay que seguir desarrollando un entorno donde las mujeres alcancen sus metas y puedan alcanzar nuevos horizontes en sus carreras.

Por ejemplo, un informe del Observatorio Colombiano de las Mujeres, detalla que para 2022 la tasa de ocupación de mujeres se registró en 51,5%, mientras que la de hombres alcanzó el 76,2%. El documento, agrega que “entre los territorios críticos es importante destacar que las mayores brechas están enmarcadas en Barranquilla y su área metropolitana, en la ciudad de Santa Marta, en Cúcuta y su área metropolitana y en la ciudad de Armenia”.

En esa línea, desde Staffing, -Empresa de Servicios Temporales (EST) con más de cinco decadas de experiencia en el país generando empleo formal y de calidad-, se siguen implementando estrategias para apoyar a las mujeres, por lo que cerca del 45% de los empleos en misión que genera la organización los ocupan mujeres, mientras que el 67% de su planta interna está conformada por personal femenino y en cargos de liderazgo predomina un 70%.

La pregunta es cómo las empresas pueden contribuir en el empoderamiento de las mujeres y que ellas sigan transformando el panorama del empleo a un ámbito más equitativo.

  1. Programas de desarrollo profesional
  • Brindar programas de mentoría diseñados específicamente para mujeres, donde las colaboradoras reciban orientación personalizada de líderes experimentadas dentro de la empresa.
  • Organizar talleres y seminarios sobre liderazgo, habilidades de comunicación, negociación y gestión del tiempo, dirigidos a fortalecer las habilidades profesionales y el desarrollo de liderazgo en todos los niveles de la organización.
  • Facilitar oportunidades de crecimiento a través de la rotación de roles y proyectos, permitiendo que las mujeres adquieran una experiencia diversa y construyan un conjunto de habilidades amplio y sólido.
  1. Capacitación continua
  • Proporcionar acceso a programas de capacitación continua y educación en línea, permitiéndoles desarrollar habilidades técnicas y competencias relevantes para su campo laboral.
  • Invertir en programas de capacitación específicos para promover su avance en áreas donde están subrepresentadas, como tecnología, ingeniería y gestión de proyectos.
  • Fomentar la participación en conferencias, simposios y eventos de la industria, brindando a las mujeres oportunidades para mantenerse actualizadas sobre las tendencias y mejores prácticas en sus campos de especialización.
  1. Políticas inclusivas
  • Implementar políticas de igualdad salarial y promoción basadas en el mérito y el desempeño, garantizando que las mujeres reciban un trato equitativo en términos de compensación y oportunidades de avance.
  • Ofrecer beneficios flexibles, como horarios de trabajo tolerantes, teletrabajo y licencia parental equitativa, que apoyan el equilibrio entre la vida laboral y personal de las mujeres.
  • Mantener un entorno de trabajo inclusivo y libre de discriminación, donde se valora y respeta la diversidad de opiniones, perspectivas y estilos de trabajo de todas las personas, incluidas las mujeres.

Todo esto vale la pena, ya que un análisis de Colombia Productiva plantea que “las empresas lideradas por mujeres avanzan más rápido en sus esfuerzos para ser más productivas y sostenibles. A partir de una muestra de 1.441 empresas lideradas por mujeres, y que han participado en programas para elevar la productividad empresarial, estas compañías con liderazgo femenino han logrado aumentos de productividad de 34,4 %, en promedio”.

Finalmente, Juan Pablo Chaustre, gerente general de Staffing ratificó el compromiso de la organización al respecto, “seguiremos trabajando para que las mujeres representen un porcentaje importante en nuestros empleos en misión, así como también en nuestra planta interna. Su participación en el empleo tiene efectos positivos en su empoderamiento y es necesario garantizar la igualdad de oportunidades y trato entre mujeres y hombres en el lugar de trabajo, y promover la participación de ellas en los diferentes empleos que generamos en todo el país”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí