.Conforme las empresas avanzan hacia la era digital, se vuelven cada vez más susceptibles a los ciberataques. Las estadísticas son asombrosas: se proyecta que para 2025 habrá 75 mil millones de dispositivos conectados y se estima que se creen más de 300,000 nuevos programas maliciosos diariamente, lo que demuestra que el peligro es inminente.

De acuerdo con una encuesta realizada por McKinsey, apenas el 16% de las empresas encuestadas afirmó estar completamente preparada para hacer frente a las amenazas cibernéticas. Las organizaciones están tomando conciencia de la necesidad de contar con expertos y soluciones especializadas para proteger sus sistemas. Ya no se trata solamente de saber cómo responder a ciberataques y malware, sino también de implementar controles preventivos de manera efectiva. Un enfoque más intenso en los servicios de seguridad realmente entra en juego cuando se entiende que no hay suficientes profesionales de seguridad para todos.

Un Estudio Global de la Fuerza Laboral de Seguridad de la Información reveló que el 66% de los encuestados no tenía suficientes trabajadores para hacer frente a las amenazas actuales de ciberseguridad y que el 70% de los empleadores de todo el mundo buscan aumentar el tamaño de su personal de ciberseguridad en los próximos años. Ante este panorama de escasez de personal capacitado, es fundamental que las empresas implementen un sólido plan de servicios OT, puesto que las organizaciones se han dado cuenta de que necesitan especialización cuando se trata de administrar el negocio y proteger sus sistemas.

Schneider Electric, líder mundial en automatización y gestión eficiente de la energía, ha compartido 5 prácticas efectivas de ciberseguridad para centros de datos que incluyen:

  • Implementación de dispositivos cifrados, firewalls, IDS/IPS, SIEM, SOC, seguridad física estricta con procedimientos y protocolos definidos.
  • Realizar auditorías rigurosas y cumplir con estándares de cumplimiento.
  • Identificar vulnerabilidades en los sistemas para protegerlos adecuadamente.
  • Cultivar asociaciones cibernéticas y de IA para generar resiliencia en la convergencia de infraestructuras de TI y OT.
  • Implementar estrategias de riesgo digital reforzadas por asociaciones cibernéticas para proteger el ecosistema digital contra ataques de ciberseguridad.

“En Schneider Electric nos comprometemos a respaldar los sistemas de control centrales y dispositivos inteligentes de forma segura, confiable y protegida. Construimos nuestros productos y sistemas con una atención meticulosa para eliminar las vulnerabilidades de ciberseguridad, con el objetivo de mejorar la prevención, la detección y los tiempos de respuesta. Por otro lado, ofrecemos evaluaciones integrales y soluciones para cerrar brechas en centros de datos y minimizar la posibilidad de ataques cibernéticos ” afirmó Marcio Kenji, líder de Cloud and Service Provider para SAM en Schneider Electric.

Las empresas dependen cada vez más de la innovación tecnológica para mantenerse competitivas por lo que la inversión en ciberseguridad es clave para que las empresas puedan innovar de manera segura, protegiendo las nuevas tecnologías, procesos y productos de posibles amenazas cibernéticas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí