Las Fintech han transformado por completo la industria financiera, poniendo al alcance de todos los usuarios diferentes servicios como lo son los pagos electrónicos, ahorros, inversiones y hasta billeteras digitales.

Y aunque hasta ahora el cambio ha sido significativo, el estudio de KPMG, titulado “Financial Services in a Connected Ecosystem. The Future of Fintech”, revela que para un futuro cercano la transformación se dará en niveles mucho más altos de los que hay actualmente.

De hecho, dicho informe, señala que se espera que haya tres modelos de negocio de tecnología financiera que surgirán en el corto plazo, es decir los modelos universal, horizontal, y vertical.

María Paula Peñaranda, líder de emerging giants de KPMG Colombia, comenta que “La hiperconectividad es una oportunidad para las Fintech, pero también se convierte en un reto que deben saber manejar, gracias a la cantidad de datos que se generan minuto a minuto. Saber sacar partido a esta información será crucial para que estos nuevos modelos de negocio se incrementen y sean totalmente exitosos”.

Para lograrlo, las fintechs deben apoyarse cada vez más en los datos y adquirir conocimientos competitivos y eficiencia operativa para establecer asociaciones estratégicas.

Entre los modelos de negocio a los que los empresarios se enfrentarán en un futuro se encuentran:

  • Universal: ofrece una amplia gama de servicios a clientes minoristas, comerciales y mayoristas, posibilitados por la infraestructura interna y los canales de entrega. La infraestructura impulsa los servicios, no solo para productos de consumo, sino también para productos comerciales.
  • Horizontal: centrado en ofrecer productos específicos para un grupo demográfico de clientes objetivo, generando eficiencia por medio de la tercerización de los componentes principales hacia bancos, software como servicio (SaaS), bancos como servicio (BaaS) y otros proveedores similares.
  • Verticales: las fintechs integradas verticalmente poseen y construyen sus propias plataformas que ofrecen infraestructura específica a bancos, fintechs y corporaciones que se benefician significativamente de la subcontratación, acelerando la velocidad de comercialización y evitando la complejidad y el costo.

De igual manera, el estudio muestra los signos de cambio que impulsan el futuro de la tecnología financiera, que probablemente seguirá siendo definida por la demanda de velocidad y comodidad de los clientes.

En cuanto a los signos de cambio, la encuesta muestra que las fuerzas que impulsan el futuro de la tecnología son las siguientes:

  • El cliente: creciente demanda de opciones más amplias y personalizadas y una experiencia conectada.
  • Competencia: es posible que las fintechs deban adoptar asociaciones estratégicas al estilo de “coopetition”, es decir, juntando competencia y cooperación.
  • Producto: innovar para mantenerse a la par de las demandas cambiantes de los clientes y de las nuevas tecnologías disruptivas.
  • Tecnología: el auge de los ecosistemas financieros descentralizados.
  • Regulaciones: el aumento de la supervisión regulatoria requiere inversiones en recursos regulatorios y de cumplimiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí